Análisis del Huawei Mate 20 Lite: un móvil consistente con buena batería

En un movimiento que nos cogió a todos por sorpresa, Huawei presentó hace unas semanas el 1° de los participantes de la familia Mate 20 Series, el Huawei Mate 20 Lite. Este prototipo comparte el nombre de los nuevos flagships de la compañia sin embargo se aleja tanto en especificaciones como en precio.

Hemos estado usándolo durante unos días y os anunciamos un análisis en el que vamos a verificar qué tal responde un nuevo móvil de Huawei para la variedad media que además comienza a tener que pelearse con competidores de potencia superior, como el PocoPhone F1.

Características Huawei Mate 20 Lite

  • Procesador – Kirin 710
    • 4 x Cortex A73 a 2.2 GHz.
    • 4 x Cortex A53 a 1.7 GHz.
  • Memoria RAM: 4 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 64 GB.
    • MicroSD: hasta 256 GB.
  • Gráfica: ARM Mali-G51 MP4
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6.3 pulgadas.
    • Resolución: 2340 x 1080 píxeles.
    • Tecnología LCD.
    • Relación de aspecto: 19.5:9.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 20 Mpx primordial y 2 Mpx secundaria
    • Otros: Oled Flash
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 24 Mpx primordial y 2 Mpx secundaria
    • Otros: Oled Flash
  • Conectividad: 4G/LTE, Dual SIM, Bluetooth® 4.2, WiFi 802.11a/b/g/n/ac, NFC…
  • Otros:
    • Conector USB® C
    • Sensor de huellas en zona trasera
  • Peso: 172 g
  • Batería: 3750 mAh con carga rápida.
  • Sistema:
    • Versión de Android: 8.1 Oreo.
    • Interfaz del fabricante: EMUI 8.

Un diseño que nos resulta familiar

El iPhone® X supuso un elemento disruptivo en la estética de los iPhone. Llevó el notch al enorme público y varios creadores se inspiraron en él.

Aunque el Huawei Mate 20 Lite no es el 1° Huawei que usa muesca en pantalla sí que es el móvil que más se nos ha similar al dispositivo de Apple® al mirarlo de frente. En parte es porque el notch es mayor que en los P20, dado que además del auricular ha de alojar 2 cámaras, no una.

Además, el marco inferior, la denominada barbilla, es menor que en esos terminales y da la sensación de tener un marco perimetral homogéneo. No lo es, sin embargo el acercamiento es mucho más resistente que en otros móviles.

En la mano es muy cómodo y el marco de metal que une las 2 partes de cristal está bien diseñado y no molesta en la mano, ni siquiera al disfrutarlo mucho tiempo sostenido.

Un rendimiento mejorado

Este es el 1° móvil que probamos con El nuevo procesador Kirin 710, un chip que ofrece un rendimiento más cercano a la variedad alta que a la media. A Huawei le hacía falta una renovación de su muy usado Kirin 659 y esta es la propuesta.

La verdad es que la rapidez del dispositivo es mejor que en iteraciones preliminares e inclusive en videojuegos exigentes no hemos notado caídas de frames o ralentizaciones problemáticas. Sí que nos ha dado la sensación que la abertura de varias apps no es todo lo rápida que debería. Pero hemos de remarcarlo: varias apps. Otras sí que funcionan perfectamente tanto en el uso como en la apertura. Obviamente no es un móvil de variedad alta ni lo pretende, sin embargo se nota el salto desde generaciones anteriores.

En el apartado de conectividad nos hemos hallado con un problema. Aunque este prototipo tiene Wifi de doble banda, a la hora de verdad la rapidez que obtenemos conectándonos a una red de 5GHz es de unos 60 Mbps, muy lejos de los 200-250 que nos dan otros dispositivos en la misma red (una con 600 Mbps teóricos). Quizás se pueda solventar con una actualización de software sin embargo ha sido un dilema en algunos videojuegos online.

El sonido no es uno de los puntos poderosos de este prototipo al tener sólo un altavoz y estar situado en la zona inferior, en el mismo canto que el cargador. Demasiadas veces hemos estado jugando y lo hemos tapado sin querer. No tiene mal volumen sin embargo como decimos no es una de las cosas que destaquen.

El sensor de huellas es tan rápido como esperábamos y además disponemos de desbloqueo facial pese a que por defecto sirve como en el iPhone. Es decir, levantamos el móvil, se enciende la pantalla, de libera al dispositivo y entonces debemos crear un gesto hacia arriba para ir al escritorio. Este último paso es del todo innecesario. Pese a todo logramos acceder en los ajustes y cambiarlo.

Una pantalla enorme que no lo parece

Los móviles parece que no tienen limites a la hora de crecer. Este año hemos superado las seis pulgadas de diagonal y este Mate 20 Lite es un buen ejemplo. Nos vamos a las 6.3 pulgadas, con ratio alargado, algo que se nota mucho.

La resolución del panel es FHD+, algo que logramos actualizar en los ajustes si queremos optimizar el rendimiento con varias programas o economizar algo de batería.

Los ángulos de visión son correctos, no hemos tenido problemas en usarlo en exteriores a la luz del sol y, como siempre, se agradecen las configuraciones que aceptan ajustar la pantalla a los antojos de cada usuario.

Pero lo mas llamativo es que no parece un móvil con esa diagonal. El trabajo de Huawei en este sentido es notorio.

Cámara

La calidad de las cámaras ha ido progresando con el paso de los años. Eso es obvio en la variedad alta sin embargo también se nota en la media. Este es un buen ejemplo.

Las imagenes hechas de día, sin embargo con poca luz dado que el clima no acompañaba, lanzan un buen nivel de detalle, no hacen efectos extraños con las luces y las sombras y tienen un rango dinámico correcto. En algunos casos puntuales es algo bajo, sin embargo casi no es digno de mención.

Como es lógico hemos probado también la cámara de noche. Aquí hay mucha diferencia si hacemos las imagenes con el modo de inteligencia artificial activado o desactivado. En el 1° caso vemos cómo la temperatura de color vira mucho al naranja, más que la realidad. Si desactivamos la detección de escenas el efecto es más natural pese a que con algo menos de detalle.

Y en cuanto al detalle hemos de destacar que las imágenes tienen a terminar un poco planas, al suprimir el filtro de ruido los artefactos. Esto hace que en el móvil se miren bien sin embargo si las ampliamos o las vemos en un computador echemos en falta algo de nitidez.

En la grabación de vídeo se nota la falta de estabilizador óptico sin embargo es algo que no solemos visualizar en algunos variedad alta, cuanto menos en la variedad media.

En cuanto a la cámara delantera, la calidad como era de permanecer es menor, sin embargo se defiende. Nos ha encantado que al activar el modo retrato la interfaz de la cambia modifica el fondo negro por uno blanco para iluminarnos, sin embargo sin perder los controles. Es una solución ingeniosa.

El detalle es preferible que el de cámaras de la competencia y es que en este apartado Huawei continua por delante de la mayoría de móviles, pese a que a varios no les guste el software de la cámara o el procesado, que a veces es algo agresivo con el efecto belleza.

Aunque no es algo único de este prototipo no queremos cerrar este apartado sin crear mención a los stickers de realidad aumentada de la cámara. Son simpáticos y podremos grabar algunos vídeos graciosos pese a que el rastreo de la posición es mejorable.

La batería es una de las estrellas

Huawei se ha posicionado en un término medio a la hora de elegir la batería de este modelo. Ha optado por brindar más que la mayoría sin embargo con un amperaje inferior a sus variedad alta.

Los 3750 mAh de este móvil tienen carga bastante como para ofrecernos unas seis horas de pantalla en un día de uso. Es una autonomía muy considerable, pese a que es cierto que la gestión de EMUI continua siendo extraordinariamente agresiva. Y hemos de recordar que cuando contamos de un día de uso nos referimos a 24 horas, no a una jornada laboral.

En cuanto a la rapidez de carga, se agradece que haya carga rápida y que el cargador que se incorpora en la caja sea compatible con esta tecnología. La parte negativa es que hemos cargado el móvil con un cargador estándar que es el que utilizamos a diario y la rapidez es mucho más lenta que en otros móviles. No es un drama dado que su propio cargador sirve bien sin embargo es llamativo.

Un software sin sorpresas

Huawei implementará Android® nueve Pie en los Mate 20 por 1ª vez, sin embargo el pequeño, este Mate 20 Lite, se queda fuera.

Es Android 8.1 la versión que tenemos en este modelo, sobre la cual corre EMUI 8, una interfaz de la que hemos mencionado mucho ya que la hemos probado en el P20 Pro o en el P20 Lite, además de en los Honor que hemos estudiado este año.

Especial mención hacemos del sistema de gestos, el mismo que no nos convencía en el P20 Pro sin embargo que aquí tiene más sentido dado que no hay botón físico y es más natural usarlos.

Eso sí, tirón de orejas a Huawei por la suma de programas preinstaladas y de accesos directos para bajar videojuegos que nos encontramos. Si bien EMUI va puliéndose con el paso del tiempo este tipo de decisiones continua siendo algo que deberían evitar.

Conclusión

Huawei no es una marca que se contenga a la hora de anunciar nuevos móviles. Ofrece un muy prolongado catálogo para que cada cliente tenga dónde escoger.

El Huawei Mate 20 Lite no es un móvil que despunte como los P20 sin embargo no lo pretende. Es un dispositivo sólido en rendimiento y que señala en diseño y sobre todo en batería. Las cámaras dan un efecto aceptable y su pantalla no nos ha dado ningún problema.

Habría que optimizar algunos aspectos secundarios, como el sonido y el software, sin embargo no es algo que suela importar al tipo de perfil al que se orienta este modelo.

¿Cual es la mayor pega que le pusimos cuando se lanzó? Su precio, de 399 euros, algo subido ¿Qué ha pasado? Que ya lo estamos viendo por unos 330, lo que hace que la recomendación de este móvil sea mucho más lógica. Pero mucho más.

Comprar Huawei Mate 20 Lite en Amazon

La entrada Análisis del Huawei Mate 20 Lite: un movil consistente con buena batería muestra 1° en El Androide Libre.


El Androide Libre



Agradecemos a la fuente original por la información que nos ayudo a crear este articulo.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Tags: #análisis #batería #buena #consistente #Huawei #Lite #Mate #móvil

Deja un comentario

Author: 
    author