Cómo montar tu propio mando Arcade en casa: construyendo la Pimoroni Picade

Cómo montar tu propio mando Arcade en casa: construyendo la Pimoroni Picade

Lo retro esta de moda. Y esa corriente que mira hacia atrás en el tiempo también tiene adeptos en el gaming, que localizan en las máquinas Arcade su maxima expresión. Pero comprar una maquina Arcade retro no es una labor sencillo ni barata. Una alternativa es hacerse con un Pimoroni Picade, un kit compacto para reproducir la experiencia Arcade.

Hemos montado un kit Pimoroni Picade con nuestras manos y esta ha sido nuestra experiencia.

Así es la Pimoroni Picade

La Pimoroni Picade es una consola compacta gobernada por Raspberry Pi que acepta jugar a títulos clásicos Arcade emulando la experiencia original gracias a la implementación de los botones y joystick y los efectos mediante la placa Picade X HAT. Como no incorpora pantalla, deberemos crear uso del HDMI® para conectarla a un TV o un monitor.

Con el boom de los videojuegos retro, mas de uno ha abrazado la idea hacerse con una maquina Arcade original como la de su infancia para tenerla en casa, una idea que no esta al alcance de cualquiera, teniendo en cuenta lo cotizadas que están y sus elevados requisitos espaciales.

Restaurar una maquina original es otra alternativa que puede resultar mas asequible, sin embargo no esta exenta de retos técnicos. Finalmente, logramos decantarnos por comprar una maquina Arcade nueva. En el comercio hallamos una amplia gama de propuestas ajustadas a necesidades, expectativas y presupuestos dispares como los bartop, lowboy o mandos… exactamente dentro de esta ultima categoría se enmarca vuestro prototipo de Pimoroni Picade.

Aunque los ejemplos con mayores dimensiones o los de pantalla integrada aceptan reproducir de forma mas leal la experiencia e inclusive la ergonomía de jugar con una Arcade, la Pimoroni Picade cuenta con la mejoría de la facilidad de montaje, su valor (menos de 100 euros) y la oportunidad de poder guardarlo o trasladarlo para jugar en cualquier parte.

Fabricar una consola con Raspberry Pi es uno de los proyectos mas atractivos y sencillos para iniciarse con esta versátil y accesible diminuto ordenador, sin embargo con el kit Pimoroni Picade añadimos un punto DIY al tener que montar nosotros mismos la consola física.

De convenio con el manual, para construir nuestra consola solo requeriremos 1 o dos horas, nuestras manos y un destornillador de tipo Philips. Tras nuestra experiencia os aconsejamos también unos alicates pequeños, una linterna y un teclado USB.

¿Qué hay en la caja?

El kit Pimoroni Picade llega en una caja de reducidas dimensiones y estética retro que incorpora la electrónica, carpintería, decoración, instrucciones a color (en inglés) y pegatinas para su construcción. En la caja encontramos:

  • Botón de encendido.
  • Botones arcade (x10)
  • Joystick
  • Altavoz
  • Tableros MDF para el mueble
  • Panel acrílico y de cartón.
  • Placa Picade X HAT
  • Tuercas y tornillos
  • Escuadras
  • Topes de plástico
  • Cableado
  • Cable micro-USB
  • Protectores
Todo

Qué no incorpora el kit sin embargo es necesario

Los siguientes componentes no provienen en el kit sin embargo si queremos efectuar el proyecto son imprescindibles, por lo que deberemos comprarlos por separado:

  • Raspberry Pi (preferible prototipo tres o posterior)
  • Cable HDMI
  • Tarjeta SD de al menos ocho GB
  • Adaptador de corriente 5V /2,5A

Montando la Pimoroni Picade

Antes de comenzar, asegúrate de escoger una mesa con bastante espacio y buena iluminación, porque será necesaria para actividades de precisión y prestar interés a marcas y muescas que encontraremos en las piezas.

El conjunto de piezas llega en distintos bolsas correctamente separado y diferenciado, por lo que no es muy complicado detectar qué es cada cosa.

Img 7214

Lo 1° de todo será montar el mueble. Así que retiramos el envoltorio y separamos las piezas de tablero MDF negro, que van diferenciadas con las letras A, B, C, D y E y que por cierto, deberemos dejar en el interior del mueble. Cada pieza tiene unos cortes muy claros que nos aceptan intuir como será el montaje.

Comenzamos con la base, que es la pieza A con los laterales y con el frontal. Para ello emplearemos tres escuadras de policarbonato y tornillos y tuercas de tipo M2.5, de modo que cada escuadra sea fijada con tres tornillos y sus respectivas tuercas. El ajuste es bueno y rápido, por lo que podremos realizarlo con las manos, apretándolo al final con el destornillador.

Img 7217

Lo próximo será la parte superior, donde se ubican los botones y el joystick. El panel superior esta compuesto por tres capas: el tablero de MDF negro, un cartón negro con fragmentos de colores y un panel acrílico transparente que deberemos montar formando un sandwich con el cartón en medio, el MDF al fondo y en la parte superior el acrílico.

Ojo porque el acrílico puede deteriorarse sencillamente con golpes, arañazos o simplemente forzando mucho apretando un tornillo, fundamento por el cual llega protegido por dos capas adhesivas que deberemos retirar hasta dejar su superficie transparente a la vista.

Panel

Tras asegurarnos de que la disposición es la misma en los tres paneles, con los uniremos al mismo tiempo que fijamos el joystick. Pasamos el palo del joystick por el agujero y le damos la vuelta.

A la hora de ubicar esta pieza es significativo que los pines vayan hacia el interior de la consola, hacia los botones, como podéis visualizar en la foto. Por lo demás, deberemos suceder dos tornillos con sus respectivas tuercas, dejando el tornillo en la parte exterior y la tuerca en el interior del mueble.

Tras

Una vez la hemos fijado, enroscaremos la bola que servirá para manipular el joystick. Durante el montaje y manipulación del joytick me asombró la calidad de los materiales y lo conseguido que esta en cuanto a sensaciones.

Ahora colocamos los botones: los seis de colores en la parte superior y los cuatro negros en los laterales, para ello solo tenemos que orientarlos para que sus muescas encajen con los agujeros y presionar. En realidad, daría equivalente efectuar una distribucion distinto a la del layout e inclusive por internet(www) podéis visualizar masa que ha cambiado los botones por llamativos botones de plasma.

Boton

El boton que sí tiene misterio es el del interruptor. A diferencia del resto, que actúan como pulsadores al ejercer presión sobre ellos y que solo tienen dos pines para conectarlos, el boton del interruptor dispone de cuatro pines: dos para conectarlos al circuito y otros dos para que se ilumine, informándonos de que la Pimoroni esta encendida.

Para montar el boton de encendido, desenroscamos el tubo sobre el que llega montado y que hace de tope y lo pasamos por el agujero del mueble. Una vez incrustado, volvemos a roscar.

On

Ahora conectamos el altavoz. en la base vemos las típicas ranuras para que salga el sonido que hallamos en otros electrodomésticos, como por ejemplo los portátiles, será ahí donde lo situemos con cuatro tornillos M2.5. Como siempre, la cabeza del tornillo para el exterior y la tuerca dentro. Los cables deben ir hacia la parte central.

Tras establecer el altavoz, es instante de situar la Raspberry Pi, uno de los pasos que mas me costó. La orientación es sencilla gracias a los esquemas de las instrucciones, hemos de dejar la ranura SD hacia el exterior y los puertos USB® dentro. Debemos suceder cuatro tornillos M3 desde el exterior, darle la vuelta al mueble y situar 4 topes de policarbonato para que la Raspberry Pi no se deteriore al fijarla al mueble.

¿Cómo realizarlo para que no se nos caigan los tornillos y los topes al darle la vuelta? Aquí llega el truco: pon un poco de celo en el exterior de cada tornillo para manipularlo con tranquilidad. Con los cuatro tornillos y los topes pasados por los agujeros, situamos la Raspberry y la fijamos con las únicas cuatro tuercas largas que hay.

Ahora situamos la Picade X HAT justo encima y la atornillamos con cuatro diminutos tornillos M3 a las tuercas largas, de modo que entrambos placas estén situadas una sobre otra.

Montaje

Ya solo nos queda montar la electrónica. En la caja hallamos tres tiras de cables, tendremos que coger la que es diferente: en un lado tiene un conector blanco y en el otro un Dupont de cinco pin de tipo macho. La parte blanca es la que va encajada en los pines del joystick, tendremos que presionar un poco hasta asegurarnos que encaje perfectamente.

Aunque lo expone en el manual, los cables de izquierda a derecha del conector blanco son los siguientes: arriba, abajo, derecha, izquierda y ground. Los Dupont van pinchados sobre la placa Picade, en la zona donde pone joystick.

Joy

Es instante de conectar los botones. Cogemos uno de los dos manojos de cables que permanecen y separamos las puntas un poco. Cada boton tiene dos pletinas donde encajaremos cada cable individual, la orientación de cada pareja no importa. Para establecer la sujeción, preferible apretar un poco con el alicate.

Si te estableces en el panel, hallaras una numeración de 1 al seis que deberás respetar, es decir, el cable que hayas puesto en el boton 1 deberás que fijarlo al pin 1 de la placa Picade, y así con todos.

Conectar

Ya solo nos queda un manojo con doce cables, es decir, seis parejas de cables de los cuales solo necesitamos 5. Aunque en el tutorial aconsejan separarlos un poco, yo he optado por separarlos del todo ya que cada cable irá a un boton de los que se localizan en los laterales, así se manejan mejor.

El método es parecido al de los botones de colores: con cada cable fijamos a las pletinas del boton por un lado y por otro conectamos al pin correspondiente de la placa Picade. ¿Cómo saber cuál es cual? Porque llega marcado en los tableros, sin embargo como no se ve demasiado bien, yo he usado la linterna del móvil.

Boton

Más arriba comentaba que el boton de encender y apagar la Picade era particular en cuanto a layout y conexiones. En realidad, la toma al pin de ON se efectua de forma idéntica al resto, sin embargo donde deberemos prestar interés es en la iluminación: por un lado lo conectaremos al pin “LED” y por otro, hemos de tener cuidado y ubicar el cable rojo en la pletina del boton positiva. De nuevo, una linterna nos apoyará a visualizar el “+” en la superficie interna del boton para efectuar la conexión adecuadamente.

Asegúrate de apretar cada pletina con el alicate, de lo opuesto podríamos encontrarnos con que un boton no funciona mas adelante… y manipular tornillos y cables en un mueble oscuro de dimensiones reducidas no es labor sencilla.

On2

Estamos a punto de acabar la electrónica. De hecho, solo nos falta el altavoz. No es difícil, sin embargo las dimensiones reducidas y la distribucion espacial pondrán a prueba nuestra paciencia.

Solo hay que conectar el cable rojo en el “+” de la zona del altavoz de la placa Picade donde pone SPEAKER, y en el “-” el negro. Para ello deberemos apretar con un boli o lapicero sobre la toma de la placa, para poder introducir el cable hasta el fondo y que quede fijado.

Speaker

Antes de cerrar el mueble, conectaremos el cable micro-USB que llega en la caja en el correspondiente puerto de la Picade X HAT y no en el de la Raspberry Pi, ya que la placa Picade gestiona la energía entrante del adaptador de corriente.

Una vez conectado el cable, fijaremos el otro extremo con los tornillos en el tablero de la parte de atrás. Este paso es muy intuitivo.

Cable Jpg

Ahora ya sí, vamos a atornillar el panel superior gracias a las escuadras que hay en los laterales, situadas a los lados del panel y en la cara interna de los lateral.

El metodo es simple sobre el papel: las dos escuadras de policarbonato fijan mediante los tornillos y tuercas ambos lados, sin embargo como podéis visualizar por las fotos, dadas las dimensiones tendremos que tener un poco de experiencia para roscarlo todo.

Cerrar

Como curiosidad, la parte trasera no va atornillada sino que se cierra mediante un metodo de encaje al estilo puzzle, algo que agradeceremos enormemente si hay algún cable mal puesto o surge cualquier imprevisto.

De hecho, aún no cerraremos la parte de atrás porque antes de nada, necesitaremos conectarle un teclado a un puerto USB® de la Raspberry Pi para iniciar la configuración de la maquina Arcade.

Finito

Configurando Pimoroni Picade

Ya tenemos el mando que emula una Arcade, ahora nos faltan los videojuegos y el software imprescindible para ejecutarlos. Para ello, usaremos RetroPie, el software recomendado por el tutorial que incorpora el kit.

Para bajar RetroPie tendremos que ir a la web(www) y en la sección Download, bajar el archivo foto para el prototipo de nuestra Raspi, en este caso la Raspberry Pi 3. El archivo llega comprimido, por lo que deberemos descomprimirlo y grabarlo en la micro SD que llega en el pack.

Ojo porque no se intenta de arrastrar el archivo, sino que tendremos que grabarlo en la microSD la mediante programas como Win32 Disk Imager si utilizamos Windows o Apple® Pi Baker en caso de usar macOS X.

Sd

Aunque en inglés, tanto Win32 Disk Imager como ApplePi-Baker son dos programas sencillas e intuitivas de utilizar. Solo asegúrate de seleccionar la foto de RetroPie y la unidad SD correspondiente, ya que de lo opuesto podría grabar el contenido en otra unidad externa, formateándola durante el proceso.

Una vez grabada, introducimos la micro-SD en la ranura de la derecha. Es instante de conectar y encender la Pimoroni Picade: conecta el puerto HDMI® con un cable (no incluido) monitor o TV y, con el teclado USB® conectado a uno de los puertos de la Raspberry Pi (recuerda, tenemos la tapa trasera abierta), enchufamos la Pimoroni a la corriente con el adaptador.

Key

Encendemos la Pimoroni desde el interruptor, que se iluminará. El proceso de encendido le llevara casi un minuto y observaremos suceder varias pantallas diferentes, varias con colores, otras con texto.

Según indica el manual, lo 1° que debemos crear es conectar la Pimoroni al Wi-Fi, algo que principalmente no podremos hacer, ya que la 1ª pantalla que observaremos funciona para configurar los controles. ¿Cómo hacerlo? Pulsando F4 en el teclado y saliendo al terminal, donde escribiremos “sudo raspi-config”, la orden que nos llevará al configurador de Raspberry Pi.

Config

Accedemos al menú de configuración de Raspberry Pi, donde marcaremos el país desde donde utilizamos la Raspberry Pi para configurar el Wi-Fi (en vuestro caso España). Tras confirmar este paso, pasaremos a otra pantalla.

Nos desplazaremos con el teclado para entrar a la alternativa dos “Network Options – Configure network settings”. Aquí es donde escribiremos el SSID de nuestra red (el nombre) y su contraseña. Salimos y guardamos. Si todo es correcto, observaremos nuestra IP(direciones) en la pantalla.

Con la conexión establecida, ya podremos modificar el software o bajar el instalador imprescindible para la Picade X Hat. Tecleamos lo siguiente: “https://get.pimoroni.com/picadehat | bash”, una orden que instalará todo lo imprescindible para configurar adecuadamente la placa Picade X HAT, como los controles, el audio o el apagado y encendido de la maquina. Cuando termine la descarga e instalación, escribe “reboot” para reiniciar.

Pantalla

Ahora ya sí, configuramos los botones. Solo hay que continuar las directrices e ir accionando los botones que queremos que se asocien a las órdenes. Así, deslizaremos el joystick hacia la derecha cuando estemos en la alternativa “Right”.

El menú cuenta con mas alternativas que botones hay en el Pimoroni Picade, por lo que si queremos dejar sin configurar una acción, simplemente mantendremos pulsado un boton hasta que RetroPie lo ignore, instante en el que fijará “not defined”.

Es recomendable que en este método sigamos con el teclado conectado, ya que nos puede servir como controles secundarios o para ayudarnos en caso de que la detección de botones no haya sido la correcta.

Picade

En el menú de RetroPie logramos configurar aspectos como la salida del audio, añadirle temas para convertir su aspecto, entrar al menú de configurar la Raspberry Pi (el mismo que hemos visto antes al escribir “sudo raspi-config”), administrar el Wi-Fi® y algo clave para una Arcade: cargar ROMS y emuladores.

Algunos de los emuladores que soporta RetroPie son:
– Amstrad
– Atari
– Amiga
– Mame
– Neo-Geo
– NES
– Game Boy
– MegaDrive

Lo que abre las puertas a disfrutar de decenas de videojuegos de los 80 y 90 tanto de máquinas recreativas Arcade como de consolas míticas.

Puedes estar al dia y en cada instante informado de las primordiales ofertas y noticias de Xataka Selección en vuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard.

Nota: algunos de los enlaces aqui anunciados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos hablados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión unica del dispositivo de editores.

También te recomendamos

PlayStation® Classic, primeras impresiones: un diminuto mazo que golpea resistente con mas de 20 años de nostalgia

Estas son todas las muertes que habrías sufrido sin tecnología

Nintendo Labo: las nuevas experiencias interactivas para la Switch son juguetes hechos de cartón


La novedad Cómo montar tu propio mando Arcade en casa: construyendo la Pimoroni Picade fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .


Xataka



Agradecemos a la fuente original por la información que nos ayudo a crear este articulo.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Tags: #¿Cómo #arcade #casa #construyendo #mando #montar #Picade #Pimoroni #propio

Deja un comentario

Author: 
    author