Enviar objetos al espacio con catapulta, el loco plan que puede funcionar

Lanzar cualquier cuerpo al espacio es extremadamente caro. Incluso reutilizando cohetes reciclables, como quiere crear SpaceX (y como ha hecho, en cierta medida) lo continua siendo. Pero hay una forma opción que está siendo repaso por parte de una nueva start-up en el mundo de la ingeniería espacial: enviar lo que sea al espacio sin cohetes (lo que sea menos humanos).

El creador de esta compañía, SpinLaunch, es Jonathan Yaney, el mismo que vendió a Google® una compañía de drones autónomos propulsados por energía solar con la misión de emitir señal de Internet a los sitios que sobrevolase (Titan Aerospace). Además, ha fundado otras compañías que también ha ido vendiendo ¿Y cómo piensa economizar costos de la carrera espacial? Muy fácil: mediante el origen por el que funcionan tu lavadora, la teoría de la centrifugación. Puede sonar ridículo, sin embargo tiene su sentido.

Mediante fuerza centrífuga o como mismo se llama, aceleración angular o rotacional (el mismo origen que dispara a enorme rapidez y en dirección tangencial el barro de la rueda de tu coche cuando la haces girar, o el mismo origen que se usa en el tipo de arma antigua que recibe el nombre de honda o boleadora), y aprovechando el instante angular, se puede alcanzar la rapidez hipersónica bastante como para catapultar el proyectil hacia el espacio.

Actualmente los lanzamientos espaciales cuestan del orden de cinco millones de dólares y pueden extenderse hasta los 100 millones. Y además, la carga útil es poca, suponiendo tan solo una pequeña fracción del cohete completo. SpinLaunch quiere romper esa barrera y efectuar lanzamientos espaciales con un costo de tan solo 500 000 dólares, un 10% de lo que, en el preferible de los casos, nos podría salir enviar un objeto al espacio.

Fuerza centrífuga para catapultar un proyectil hacia el espacio

Es tan buena idea, que la NASA ha diseñado algunos modelos, sin embargo sin alcanzar que sea más económico que un lanzamiento estándar. Uno de estos prototipos, por ejemplo, contempla un carril de poco más de 3 kilómetros de distancia en el que el proyectil ‘coge carrerilla’. Este otro metodo de la NASA usa un metodo de levitación magnética con un riel con el que se plantea catapultar el proyectil:

Según las fuentes cercanas al proyecto que recogió TechCrunch, las velocidades de las que estaríamos hablando serían del orden de unos 4800 km/h. Esta velocidad, no obstante, queda muy alejada de la rapidez de escape de la Tierra (la rapidez que necesita cualquier objeto para salir de la órbita de vuestro planeta, que es en torno a los 40 000 km/h), pese a que el proyecto contempla utilizar propulsores complementarios en el proyectil que lo impulsarían una vez sea lanzado, por lo que ya entra en videojuego otros factores y el planteamiento sería distinto.

No obstante, ni siquiera será imprescindible llegar a la rapidez de escape, pues el objetivo de estos proyectiles podría ser, por ejemplo, enviar suministros a la Estación Espacial Internacional. En ningún caso será factible llevar individuos o cargas sensibles mediante este método, sobre todo por las fuerzas G tan enormes producidas por la aceleración rotacional a la que se tendrían que someter.

Una idea brillante, u otra locura como los drones propulsados por energía solar

También es muy atrayente para usarlo como método de lanzamiento en lugares donde la rapidez de escape no es tan alta, como en la Luna o en Marte, lo que ayudaría en potenciales tareas eventuales a estos planetas o satélites.

Concepto de catapulta espacial en una base lunar

El creador de la compañía ha recaudado diez millones de dólares de financiación y está a punto de recibir otros 25 millones de parte del estado hawaiano para llevar a cabo su nuevo proyecto, que lleva fabricando (en secreto) 4 años.

Lo que tenemos, en resumen, es una idea tan loca de pertenecer a alguien como Elon Musk (el individuo que ha destinado un descapotable al espacio y que nos quiere llevar a Marte), sin embargo que en realidad no es tan alocada.

No obstante, todo esto está aún en pañales y podría quedar en papel mojado, como la misma compañía que, como recordamos, vendió a Google® en 2014, que la misma Google® tendría que desechar dos años más tarde porque básicamente era una máquina de quemar billetes y con varios desafíos técnicos por superar. Vamos, que o logramos permanecer otro SpaceX, u otro fracaso tan enorme como Titan Aerospace.

La entrada Enviar objetos al espacio con catapulta, el demente plan que puede funcionar muestra 1° en Omicrono.


Omicrono



Agradecemos a la fuente original por la información que nos ayudo a crear este articulo.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Tags: #catapulta #enviar #espacio #funcionar #loco #objetos #plan #puede

Deja un comentario

Author: 
    author