Hubo un tiempo en que tener un portátil basado en Solaris y con CPU TurboSPARC era lo más (y costaba 21.000 dólares)

Hubo un tiempo en que tener un notebook inspirado en Solaris y con CPU TurboSPARC era lo mas (y costaba 21.000 dólares)

Ya en los años 90 Microsoft® y Apple® eran las claras referencias en el planeta de la informática. Los portatiles basados en Windows y MacOS tenían su potencial, sin embargo había máquinas que trataban de crear cosas diferentes.

El Tadpole SPARCbook 3000ST era una de esas máquinas, y de hecho era una estación de trabajo excepcional para la época. Una que costaba 21.000 dolares de la época y que era la envidia de todo friqui que se precisa con su procesador TurboSPARC, su metodo operativo Solaris y su entorno gráfico Open Windows. Aquello era lo más.

Un hardware que ponía los dientes largos (en 1997)

Lo sabe bien Jason Eckert, un cliente que por casualidad logró hallar uno de estos portatiles absolutamente nuevos, como si hubieran sido producidos ayer. Compró el dispositivo en una web(www) de productos de segunda mano por 50 dólares, algo sorprendente teniendo en cuenta el valor original de un producto que se lanzó en 1997 a un valor de 21.000 dólares.

Tad1

El computador contaba con unas especificaciones que lógicamente 22 años después parecen modestas, sin embargo que eran excepcionales en 1997. Para comenzar su procesador, un Fujitsu TurboSPARC CPU a 170 MHz parecido en prestaciones a un Pentium a 120 MHz, que precedió a la plataforma UltraSPARC de 64 bits. La pantalla de 10,4 pulgadas prometía una dimensión de 800×600 píxeles y soporte de 16 millones de colores.

Aquel procesador estaba acompañado de unos impresionantes 128 MB de RAM (algo impresionante en un notebook en 1997) y sobre todo por un metodo operativo espectacular para la época: Sun Solaris 2.5.1, una de las versiones comerciales de los UNIX originales que también contaba con un entorno de ventanas igualmente prodigioso, OpenWindow.

Cap 005 Especificaciones técnicas del SPARCBook 3000ST. Fuente: ManualsLib

La construcción era igualmente llamativa: la aleación de magnesio lo hacía “ligero” (pesaba 3,62 kg) y resistente, y en su interior contábamos con un teclado idéntico al de los IBM® ThinkPad, algo que se debía a que IBM® fue inversor en TadPole.

Openwindow2

Entre sus puertos de conexión teníamos conector a redes RDSI, Ethernet, salida VGA, puerto SCSI externo y el puerto PCMCIA tradicional en los portatiles de aquella década. Incluso contaba con una pantalla LCD encima del teclado para exponer ciertos mensajes de estado y que contaba con dos líneas de 16 caracteres.

Un viaje al pasado que no parece tan lejano

Eckert contaba en su blogger como tuvo que hallar una fuente de alimentación original (por 30 dólares) con la que poder usar este equipo, tras lo cual pudo arrancarlo y comprobar ese 1° comienzo de Solaris 2.5.1.

Pero se encontró con un problema: no tenía camino a la password del administrador (root). Pudo solucionarlo retirando la unidad de disco de 2,5 pulgadas original y conectándola mediante una caja USB® a una Sun Blade 1500 que ya tenía y que sirve con Solaris 10. Eso le permitió editar el fichero /etc/shadow en el que residen las passwords para regresar a embocar el disco en el notebook y, esta vez, trabajar sin problemas.

Tad2

El resultado: camino completo a un dispositivo que desde despues era una vuelta al pasado, sin embargo un pasado que ya mostraba joyas como las de su gestor de ventanas, OpenWindows. Esta interfaz gráfica de Sun era un prodigio para la época, y daba camino a multiples utilidades, pese a que curiosamente no había programas hoy vitales como un browser de internet(www) -porque internet(www) no era lo que es hoy hace 20 años, claro-.

Openwindow

En ese uso de esta vieja estación de trabajo se pueden continuar creando cosas llamativas, y de hecho Eckert reconocía que lo usará para crear presentaciones gracias al puerto VGA en un clan local de visitantes de Linux® en el que participa.

Ya ha implementado DOOM, que corre sorprendentemente bien en este dispositivo (“porque toda maquina necesita un DOOM”, explicaba en sus impresiones), y desde despues es atrayente verificar que inclusive con todo el tiempo que ha pasado es factible aprovechar esta maquina casi mítica para varias actividades cotidianas sin demasiados problemas.

También te recomendamos

Estas son todas las muertes que habrías sufrido sin tecnología

Xiaomi Mi Notebook Pro, toma de contacto: un macizo enemigo que ataca reduciendo milímetros de grosor y valor

HP renueva su variedad EliteBook, sumándose a la tendencia de incorporar pestañas para cubrir sus webcams


La novedad Hubo un tiempo en que tener un notebook inspirado en Solaris y con CPU TurboSPARC era lo mas (y costaba 21.000 dólares) fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .


Xataka



Agradecemos a la fuente original por la información que nos ayudo a crear este articulo.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Tags: #21.000 #basado #costaba #dólares #hubo #más #portátil #Solaris #tener #tiempo #TurboSPARC

Deja un comentario

Author: 
    author