Un grupo de robots autónomos con IA “desarrollaron prejuicios” al trabajar en equipo, según un nuevo estudio del MIT

Robots Ia

De convenio a una nueva investigación del MIT y la Universidad de Cardiff, algunos robots impulsados por inteligencia artificial serían capaces de “desarrollar prejuicios contra otros robots cuando están laborando juntos”. Aunque aqui hay que mencionar que esto dependerá del entorno y la circuntancia en concreto, este comportamiento es muy similar a lo que ocurre en los grupos de trabajo de los humanos.

Un sesgo en beneficio de su propio clan de trabajo

Esta exploración radico en el desarrollo de un emulador de trabajo en equipo, una especie de videojuego con 2 grupos de robots autónomos, cada uno tenía el objetivo de donar objetos ya sea a otros robots de su propio dispositivo o a los del otro bando, esto basándose en la reputación de cada robot y las tacticas de donación.

A través de este ensayo se buscaba medir el nivel de prejuicio contra los extraños. Mientras se continuaba con este juego, y durante decenas de simulaciones, la exploración mostró que los robots aprendían nuevas tacticas copiándose entre sí dentro de sus propios grupos, e inclusive dentro de toda la población.

Los primeros resultados de la exploración mostraron que los robots copiaron tacticas que les dieron una preferible recompensa en el corto plazo, lo que indicaba que la alta capacidad cognitiva no era algo determinante para poder “desarrollar prejuicios”.

Robots

Roger Whitaker, profesor de la Universidad de Cardiff y coautor del estudio, mencionó:

“Nuestras simulaciones revelan que el prejuicio es una fuerza poderosa de la naturaleza y, mediante la evolución, puede incentivarse sencillamente en poblaciones virtuales, en detrimento de una conectividad mas amplia con los demás. La seguridad contra grupos perjudiciales puede llevar inadvertidamente a formar otros grupos equivalente de perjudiciales, lo que resulta en una demografía fracturada. Una vez con este prejuicio generalizado, es complicado revertirlo. Es posible que las máquinas autónomas, con la capacidad de identificarse con discriminación y copiando a otras, puedan ser en un futuro susceptibles a los fenómenos perjudiciales que vemos en la demografía humana”.

Sin embargo no todo esta perdido. Ya que dentro del mismo ensayo se encontró que el prejuicio se puede disminuir cuando hay una mayor suma de “subpoblaciones” dentro de los grupos de trabajo. Es decir, al tener una mayor gama de robots no se generan alianzas perjudiciales, ya que se disminuye la condición de minoría y todos cooperan entre sí, reduciendo así la susceptibilidad al prejuicio.

Nuevamente, esto dependerá del entorno y la circuntancia que se busque desarrollar, ya que se requerirían circunstancias en la que los robots autónomos tengan mayor disposición a interactuar fuera de su grupo.

En Xataka | Conozcan a ‘Norman’, la 1ª inteligencia artificial entrenada para “pensar” como un psicópata

También te recomendamos

Un par de niños listos: moviles y smart TVs, la innovacion del descanzo tecnologico mano a mano

Esta obra de arte fue pintada por un robot y es la ganadora del torneo RobotArt 2018

Ibuki, el robot que simula el aspecto de un niño de diez años… y que bien podría ser el personaje de una película de miedo


La novedad Un clan de robots autónomos con IA “desarrollaron prejuicios” al trabajar en equipo, segun un nuevo repaso del MIT fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .


Xataka



Agradecemos a la fuente original por la información que nos ayudo a crear este articulo.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Tags: #autónomos #desarrollaron #equipo #Estudio #grupo #nuevo #prejuicios #robots #según #Trabajar

Deja un comentario

Author: 
    author